viernes, 29 de julio de 2011

El descubrimiento de las Brujas - Deborah Harkness - Reseña

Empieza con la ausencia y el deseo.
Empieza con sangre y miedo.
Empieza con el descubrimiento de las brujas.

Diana Bishop está es esa etapa de su vida que bien podríamos tomar como intermedia. Mayor de 30, en Oxford, con una carrera y trayectoria prometedora. ¿Qué más podría pedir?
Pues es precisamente eso lo que le causa problemas. Algo que no pidió comienza con sus problemas. Mejor dicho: dispara sus problemas. Pues hay que tener muy clara la medida que éstos alcanzan.
A sus manos llega un manuscrito, sencillamente pedido como un libro de alquimia. Pero hay algo relevante en que ella pueda sostenerlo. Y es que este manuscrito ha permanecido oculto desde hace tanto tiempo que muy pocos pueden recordar o tener conocimiento. El Ashmole 782 tiene algo misterioro, incluyendo su contenido, por lo que todo mundo lo quiere. Tanto que matarían por él. Incluso a una bruja sin entrenamiento como lo es Diana.
Aquellos que desean el libro son Vampiros, Brujos y Daimones. Casi todas las criaturas menos los humanos.
Lo que tengo que reconocerle a El descubrimiento, es que me enseñó bastantes terminos. Siempre he pensado que algunas novelas muestran una buenísima forma de apreder temas que con libros de escuela resultaría terriblemente cansado.
Diana es una historiadora conocida, que pasa su tiempo en la biblioteca de dicho campus universitario, allá en el viejo continente.
Pero para saber dónde están las criaturas, Daimones, brujas y vampiros, no necesitamos ir tan lejos. Ellos están en todas partes. Lo que ocurre con la concentración de criaturas en una biblioteca es que una bruja, cualquiera e inexperta, ha encontrado ESE manuscrito. Embrujado, tanto que sólo un brujo o bruja MUY poderoso lograría encontrarlo y abrirlo. Ella lo hizo pero no es lo que nadie llamaría poderosa. Diana ha deseado, desde que se enteró lo que es, mantenerse alejada de su realidad. Aunque eso sea verdaderamente dificil.
Debido a ese acoso, pues resulta que todas las criaturas se enteran sin que nadie les haya dicho nada, aparece Matthew, un vampiro, de los más antiguos que la literatura podría conocer. Pero no sólo antiguo, sino conocedor de todo lo que podría interesar a una persona normal.
Lo que al principio fue protección profesional, se convirtió inevitable y extrañamente, en una atracción prohibida. Pues relacionarse incluso profesionalmente está prohibido entre las criaturas.
Ahí comienza la historia. Y no se imaginan todo lo que sigue.
Si pensaban que el titulo del libro estaba explicado con eso, se equivocaban rotundamente. No por nada el libro tiene casi 800 páginas para enterarnos de todo eso.
Que los paisajes pasan y encantan, que los descubrimientos sólo llevan a descubrimientos cada vez más grandes. Que la guerra, llena de intolerancia y ambición, es verdaderamente eso, una guerra, pero que no ha comenzado siquiera.
Que el poder de las brujas y los secretos surgidos bajo la alfombra deben luchar entres sí para hacer lo que deben hacer. Para clamar la justicia que un amor necesita.
¿Pensaban que lo sabían todo sobre las brujas, el vino, la antiguedad, la alquimia, los vampiros o cómo los temas más emocionantes se relacionan entre sí?
Pues no. De conceptos está lleno el mundo y este me ha encantado.
Aunque una mujer mayor de 30 que es la protagonista a momentos parezca menor por una indudable confusíón, eso hace que aquellos lectores de literatura juvenil también deban adentrarse en El descubrimiento de las brujas.
Y si lo hacen no se dejen decaer por nada. Yo mismo les cuento que hay mucho que descubrir.
Queda en mi lista de leídos con esa calificación, sencillamente porque es dependiendo de dónde se mire, y yo lo vi como me convenció. Que mi personaje favorito no es ninguna persona, ni criatura. Porque adoro el tema de las brujas y vaya que este poder me encantó. Normalmente yo no soy alguien que hable mucho sobre el amor en las historias, pero descubrir cosas así, que no puedo especificar ahora mismo, junto con los personajes, fue MUY interesante y oscuro a ratos.
Quiero saber cómo continua, YA.
Comienza con un descubrimiento de brujas.


La frase:
-No eran humanos, Diana. Si lo hubieran sido, quienes los mataron habrían sido atrapados y juzgados. -Se agachó, acercando su rostro al mío-. Rebecca Bishop y Stephen Proctor tenían secretos que no mostraban a los brujos y brujas. Teníamos que descubrirlos. sus muertes fueron lamentables, pero necesarias. Tu padre tenía más poder del que jamás imaginamos.
-Deja de hablar de mi familia y de mis padres como si te pertenecieran -le advertí-. Fueron humanos quienes los mataron. -Sentía un zumbido en mis oídos y la frialdad que nos envolvía se iba intensificando.
-¿Estás segura? -sururró Gillian, haciendo que mis huesos se estremecieran de frío-. Como bruja que eres, tú sabes si miento o no.




Hasta la próxima

7 comentarios:

Richard Bane dijo...

estoy a 100 páginas de acabarlo... se supone que hoy lo terminaba pero me dio una FLOJERA del tamaño del mundo (?) xD al menos ya se puso bueno después de 700 páginas de NADA ¬¬

kroana dijo...

Yo me leí las primeras páginas y tenía buena pinta, está en mi lista de deseos jejeje a ver si me lo leo...

Nos leemos xD

^v^ ۩[†] Nadja [†] ۩ ^v^ dijo...

Espero poder leerlo algún día, pinta genial. Gracias por tu reseña ^^

Bisous

Mr. Sandman dijo...

Desde luego el libro tiene una pinta estupenda, espero leerlo con más tiempo ya que lo tengo. Gran reseña, un beso.

Kyra dijo...

Pues estoy entre que me atrae y entre que me da una flojera tremenda leer tantísimas páginas...
No sé, tal vez le de una oportunidad más adelante.
Saludos!

Diana dijo...

Yo voy a la mitad!!, no se me hace aburrido, pero si un poquito pesado... como que de repente es demasiado intelectual haha.. xD Qué bien que te gustó, ya quiero terminarlo!
Besos!

Cristina Isabel Martinez Vargas dijo...

Despues de un año de su estreno lo estoy leyendo y no he perdido interes, esta muy bueno, muy buena reseña