domingo, 17 de octubre de 2010

Buscando a Alaska - John Green - Reseña

Este es un gordo bastante flaco, va en busca de su gran quizá, ni quien lo detenga. Su nombre es Miles y les cuento que a sus tiernos 16 sus días tendrán, emocionalmente, un antes y un después. Aunque el antes es más grande que el después.

Para los que no conozcan el título, el autor es bastante conocido por sus peculiares historias con títulos igual de peculiares.

Nuestro protagonista es un chico que lee, pero no lee lo que nosotros, lo a él le entra por los ojos son Biografías de ex presidentes estadounidenses. Sí, si tú te acercas a preguntarle las últimas palabras de alguno de ellos es bastante seguro que te las diga.

Es y no es a la vez un libro de aprendizaje, ya que el gran quizá que el chico va a buscar pretende erróneamente encontrarlo en una escuela, de donde apenas puede salir, estudia mucho, y es para mí, un sinónimo de prisión bien pagada.

Pasa de ser un chico desconocido con una fiesta de despedida donde la comida sobra, a entrar en esa escuela y pertenecer a un pequeño y alterno grupito, no digamos que popular porque de serlo no le estaría llamando alterno.

Ese grupo está conformado, chequen los nombres, por: el Jefe, Takumi, Alaska, Lara y él. A que suena como a banda de prisión. Pues sí y no.

A comparación de lo que vemos en la tele, chicos internados en escuelas en las que viven y tienen divertidas aventuras, se sacan a relucir la parte humeante de la historia.

Regla número uno: Aprender a fumar.

Regla número dos: olvidarte de tu gran quizá por un largo lapso de entretenimiento.

Regla número tres: aprende a beber.

Regla número cuatro: cuidado con las travesuras.

Son chicos concentrados en sus estudios, pero con mirada viajada. Suena depresivo pero les confieso que es bastante entretenido.

Bien digo que es un libro juvenil, pero totalmente alejado de la fantasía. Llegas a conocer a los personajes de esa forma que en el momento exacto previo al después te das cuenta de lo que va en realidad la historia.

Una introducción de cómo la vida da giros que hacen cambiar a la gente, cuando se abren los ojos y la luz lastima la vista. Con su toque de misterio y normal confusión juvenil que a penas y toca los actos adultos por una experiencia sin conocimiento.

Se queda en mi lista con:

3.5/5

Ya que a te da sus buenos ratos sonriendo, sonrojándote y si eres algo joven, en ese punto que debo reconocer al autor que no hizo parecer a los personajes maduramente mayores de lo que se es a esa edad, identificándote hasta cierto punto.

Un buen detalle en que tengamos el libro disponible en México y a un precio del que nadie se arrepiente. Muy recomendable.

Si quieren echarle una buena ojeada pueden hacerlo desde el siguiente objeto insertado gracias a google y sus vistas previas.




L@s dejo con un saludo emocionado y una sonrisa firme esperando encontrar una actividad que complemente las lecturas.

Nos leemos en la próxima