jueves, 15 de julio de 2010

Confesiones de Alguien como Yo: El miedo


Llega un nuevo mes, lo que para éste log significan unas nuevas confesiones de alguien como yo. De esas en las que saco mi frustración porque, además de no ser religioso, nos abrimos no sólo como blog sino como persona, porque todos le tenemos, al menos un poquito, miedo a algo.

Un día. Me quedé de pie en la acera, justo cuando el semáforo cambió a rojo ordenando a los autos detenerse, estaba en una avenida de esas “grandes” que existen en mi pequeña ciudad. Y entonces lo vi, ese fue el motivo por el cual me detuve en seco, de hecho.
Con sus cabellos falsos tenidos en verde, el rostro humano perdido entre una considerable capa de maquillaje, blanco-rosa-negro-azul, fingiendo una sonrisa mientras ofrecía un espectáculo rápido entre cambios de semáforo.
Mi estremecimiento duró los otros tres cambios a verde, los otros tres lados de la avenida. La gente pasaba a mis lados pensando cosas como: mueve inútil. O yo que sé.
Pero yo seguía mirando mi niñez, hacia Halloween, que en mi país se llama día de muertos, en los que todavía pasaban esas películas en la tele. Una creación de un escritor en un libro choncho de portada verde. Ahora esas cosas ya no las pasan en televisión abierta porque los niños, como yo, de verdad quedaban traumados por cosas como esa.
Y no es que me diera miedo su nariz, sus intentos de chiste o algo parecido.
Fue la sorpresa luego de un día lleno de presiones, quien sabe por qué pasaran esas cosas, pero a mí me pasó ese inicio de noche.
El payaso se detuvo luego de reunir unas monedas desde las ventanillas de los coches que aceptaban su espectáculo o que no quería tenerlo molestando por una moneda más de un segundo.
Se perdió entre los autos y yo aproveché para correr al otro lado de la calle.
Por eso estos “chistosos” humanos maquillados son el numero uno de mi lista de miedos. Aunque no todos son miedos verdaderamente fobias, sino temores, que sería un titulo más a doc.
1. Los payasos desde que vi esa película, que ustedes ya saben. No me daba miedo a esa edad, pero el resultado vino a mí unos años después. Ya pueden reírse de este inocente temeroso.
2. Las serpientes, pero aún mas los tiburones. Tuve una etapa en la que no quería meterme al baño por miedo a que uno de esos animales con colmillos múltiples saliera de los pequeños orificios de la regadera. Imposible pero eso es tener imaginación. Hace ya muchos años de eso.
3. Que se me apague la maquina en medio de una etapa de escritura importante e inspirada. Afortunadamente todavía no me ha pasado y espero que no lo haga.
4. Que mi banda favorita de todo el mundo se separe. Ese día el mundo acabará para mí a pesar de tener todos sus discos. Espero que no sea en el 2012. Y no por ser supersticioso.
5. Pasar una noche sin electricidad. O peor aun: un día entero. En cualquier lugar a donde vaya. Me pasó una vez y no logré terminar mi tarea con la poca batería que tenia el portátil, desde entonces procuro cargarlo, prefiero eso a hacer la tarea en 10 minutos antes de entrar a la escuela al otro día.
6. Que mi USB se llene de virus y no me permita abrir mis archivos, o como le pasa ahora, no quiera guardar nada.
7. Que se acaben todas las galletas del mundo. Ese sería un doble Apocalipsis para mí.
8. Que la historia esa de los bomberos quema libros se haga realidad en el futuro. Entonces necesitamos una biblioteca, de nuestro genero, subterránea.
9. Continuando con las distopías, que me seleccionen para unos juegos del hambre. Yo si que no saldría vivo ni como Muto.
10. Que el mundo pierda la gravedad. Los espacios tremendamente abiertos me aterran. Como mar abierto, el espacio…. Cosas como esas. Que miedo…

Y ésta ha sido mi corta lista de confesiones. La mas corta de ellas hasta el momento porque tampoco quiero que descubran mi punto débil y que uno de mis enemigos lea este blog. Por aquello de que con el internet todo es posible.

Un enorme saludo a tod@s,

Lean muchas cosas agradables, no se Spoileen mucho y no se coman la uñas esperando Sinsajo, si es que todavía les quedan.
Nos leemos pronto…

2 comentarios:

Kb dijo...

yo tambien le temo a los payasos por culpa de ese payaso ¬¬ y a los muñecos por culpa de cierto muñeco ¬¬ aay soy bien miedosa!!! ¬¬ odio las peliculas de terror donde salgan niños malos, muñecos diabolicos o payasos, no me importa que haya asesinos seriales o fantasmas o que se yo!! aahh tambien odio a freddy krugger ¬¬

Maisha dijo...

A mi los payasos siempre me han parecido algo gores pero miedo en si no les tengo miedo quiero decir pensado fríamente solo son personas disfrazados y lo que tiene que dar miedo por encima de ellos son las personas que son las que al fin y al cabo siempre hacen daño. El primer paso para superar un miedo es admitirlo así que vamos bien...Un besote!