martes, 28 de agosto de 2018

(Breve) El mar infinito - Rick Yancey

¿Será bueno creer en el destino? 
A veces quienes lo hacen viven buscándolo. Otras, los que no lo habían considerado se encuentran cumpliendo algo muy similar, si no es que exactamente eso. Y la verdad algunos destinos podrían parecer más grandes que otros. E incluso cuando muchos no creen en él, es imposible no encontrarse en la búsqueda de las razones por las que suceden las cosas. 
Muchos humanos creen en el destino, ¿pero somos los únicos? 
Cassie continúa una historia que se aferra a la vida de la forma más astuta: el instinto humano (al menos hasta donde sabemos). Y aunque lo que se narra en este libro podría parecer más breve que lo del anterior, no hay casi nada que reprocharle. Blog Lectores Nocturnos 
Me parece también muy astuta la forma en que el autor sigue usando las voces de varios personajes para narrar la historia (durante la trilogía en general) sin decir quién es, dejándonos descubrirlo para poner a prueba nuestra astucia. Llenándonos de reflexiones propias de una situación similar al panorama de la novela. 
Además, claro, de la forma en que casi derrumba todo lo que los personajes creían saber en el primer libro, y de bombardearnos con más detalles. Eso y la manipulación del tiempo en la narración. 
En general la historia me sigue pareciendo una muy buena reflexión sobre la condición humana, sus capacidades y realidad. Los lectores pueden dejarse llevar por sus momentos para pensar y luego devorar los espacios de acción. No hay forma de no sentir mucho con esta novela, y dudo que muchos puedan leerla sin perder la noción de las páginas. Blog Lectores Nocturnos 
Todos los personajes, los ya conocidos y los nuevos, cumplen su propósito, por más doloroso u oscuro. 

Con El mar infinito se cumple con creces la intención de una segunda parte: llevarnos directo a la tercera. Ahora casi parece imposible que falte tan poco para terminar la historia, lo cual solo podría ser postergado por la aflicción de todo lector enganchado: el miedo a la pérdida de una historia frente al inevitable final. 
¿Será entonces que las cosas suceden por una razón? Hay tantas otras preguntas para esta historia, ¿pero es mejor creer en el destino o que al final todo es en vano?


La frase: 
-Eso es -dijo con amargura-, llora, Cassie. Llora por ella. Llora por todos los niños. Ni te oyen ni te ven, ni sienten lo mal que te sientes, pero llora por ellos. Una lágrima por cada uno y llenarás el puto océano. Llora. 

El mar infinito, Rick Yancey. 320 p. Molino/Océano Travesía, 2015 
Trad. Pilar Ramírez Tello 

Similar a:                     Continua con:
 



¡Hasta la próxima!

No hay comentarios: