sábado, 29 de abril de 2017

Steelheart - Brandon Sanderson - Reseña

El mundo se encuentra lleno de imágenes sobre superhéroes con interesantes historias sobre su formación y las aventuras de su desempeño. Son hombres y mujeres que se dedican a salvar a los indefensos de peligros que constantemente los superan a ellos mismos. 
En Steelheart sucede algo parecido, aunque… diferente. 
En esta historia un suceso llevó a la aparición de algo llamado Calamity en el cielo, algo sin descripción exacta. Nadie sabe por qué apareció y tampoco si tiene relación con que poco después algunas personas comenzaran desarrollar poderes. Increíbles poderes. Útiles, claro, pero en un mundo bastante real, en el que los villanos no son más que gente común. Y es ahí donde, creo, se rompe el argumento básico al que las historias de superhéroes que llenan los cines y emocionan a los niños se apegan. 
Estas personas con poderes se llaman Épicos, y como no tenían grandes males que luchar, como ninguna amenaza venció sus respectivas formas de poder, descubrieron que la fuerza está hecha para algo. Así que tomaron las riendas de las ciudades, controlando el mundo, haciéndolo suyo. Blog Lectores Nocturnos 
Y luego de un prólogo MUY emocionante (y totalmente digno de aparecer en una película), comienza esta acelerada historia. David, un joven con buena mente, busca la oportunidad de llevar a cabo su venganza. De realizar una hazaña al parecer imposible para un humano común: matar a uno de los épicos más poderosos del mundo. 
Llevaba un buen rato queriendo leer algo de Brandon Sanderson. Todos hablan maravillas de sus historias, así que por algo debe ser. Me decidí por Steelheart porque no tiene el tamaño de otras obras del autor, y porque parecía muy interesante. 
Con él nos adentramos a una novela LLENA de acción, de esas que te hacen olvidar que los libros tienen números de página. También nos encontramos con una trama que consigue algo que yo siempre aprecio: hace que el lector piense constantemente, y sin resultar forzado. 
David busca unirse a un grupo de rebeldes llamado Los Reckoners, que de vez en cuando infringen daño a la comunidad de épicos. Steelheart, por cierto, es el nombre del épico que controla Chicago Nova. Poderoso, fuerte y, como su nombre indica, capaz de convertir las cosas en acero. 
Es increíble la forma en que los capítulos presentan un mundo casi post-apocalíptico, después de la forma de gobierno que conocemos ahora, y al mismo tiempo presenta un concepto original. Uno que parece salido luego de retorcer varias tramas de las historias que gustan al mundo actual, pero sin duda innovador. Blog Lectores Nocturnos 
Es muy interesante descubrir de forma muy gráfica las habilidades de los épicos. Sus talentos son tan variados como sus debilidades. Con razón el protagonista dedica todo el tiempo que le es posible a estudiarlos. El autor no crea una historia volcada al destino, sino sabe perfectamente por qué se da cada paso y cómo contribuye a la circunferencia de su historia. 
Es curioso (y ahora no puedo imaginarlo de otra forma) que los épicos y muchos otros sustantivos mantengan su nombre original en inglés: como Steelheart, Reckoners, Calamity o Firefight. Supongo que sería algo extraño decir Corazón de acero, Calamidad, Maquinadores, etc. 
Los Reckoners demuestran, de forma inspiradora, que la mente humana acompañada de una decidida valentía es capaz de muchas cosas, incluso aquellas que parecen imposibles. Como ir en contra de seres tan poderosos como los épicos y las infinitas posibilidades de sus dones. 
Las páginas de este libro demuestran una creatividad con mucha experiencia. Narrar exitosamente momentos que solo pueden calificarse como “de acción” siempre me ha parecido algo admirable. Esta primera parte de la trilogía nos envuelve en explosiones, tiroteos y persecuciones (entre otras cosas) que simplemente se leen con la misma prisa con que suceden. Dejando al lector con el corazón agitado. Blog Lectores Nocturnos 
Mi único intento de reproche sería sobre la falta de más contexto histórico previo en la historia, pero sé que solo es una de esas cosas que como lector me gustaría leer, sin saber si mejoraría la historia de alguna forma. Aunque David tampoco tiene la actitud más estable. Me encanta su capacidad de improvisación y todas las cosas que aprende, pero es en ocasiones debatible al arriesgarse demasiado.

Steelheart llena se acción el alma del lector atraído a sus páginas. Es un perfecto inicio para los que no han probado al autor; y seguramente un muy buen título más para la colección de sus lectores. 
En sus continuaciones nos promete, y casi asegura, una aventura tan acelerada y de detalles bien acomodados como esta. Quedan muchas cosas que descubrir en el mundo de los épicos, desafiantes de la raza humana. Hay pocos futuros como este. La reflexión podría salir sobrando, pero eso es porque ya nos ha dado la lección que pretendía: usar la cabeza. 

La frase: 
-Las personas rara vez quieren matar, David -dijo Abraham tranquilamente-. No es un deseo básico de la mente humana sana. En la mayoría de los casos, la gente se toma muchas molestias para evitar hacerlo. Recuerda esto, te será de ayuda. 
-He visto matar a un montón de gente -respondí. 
-Sí, y eso te indica algo. 

Steelheart, Brandon Sanderson. 416 p. Nova, 2015

¡Hasta la próxima!

No hay comentarios: