martes, 26 de abril de 2016

Night owls - Jenn Bennett - Reseña

Quien no haya pasado por momentos malos en la vida definitivamente no ha aprendido mucho de sí mismo en el mundo. Que la realidad bloquee nuestros caminos es algo inevitable. 
Beatrix puede confirmar esto. En su vida los instantes tienen un significado especial, pero no por ello menos comprometidos a complicar sus ideas. Vive en el visualmente cómodo San Francisco pero sus días de verano como joven artista no son tan satisfactorios. Sin embargo, es bueno que su pequeña familia promueva el desempeño independiente, así que ella, su madre y su hermano forman un muy buen conjunto, aunque también muy americano. 
Los detalles especiales de la mente de Bex tienen un enfoque muy interesante. Su arte recurre a la anatomía visual como especialidad, y de muy buena forma, al parecer. Tema que podría parecer inusual para una adolescente, y si esta fuera otra historia habría sido juzgada constantemente por los desconocidos que la rodean. Sin embargo, la hija de una enfermera parece no tener problemas al explicar dicha elección. 
De forma muy casual, como una clara representación del sutil destino que rodea esta novela, una noche conoce al misterioso Jack mientras espera ya tarde por el autobús nocturno. Blog Parlantes Nocturnos 
Este chico, como se promete, tiene también una peculiar alma artística. Su tema es algo más recurrente, aunque con un estilo que lo hace pasable pero no estrictamente… legal. Mostrado con un aura de misterio, Jack Vincent demuestra personalidad y la chispa que aparece entre los dos parece tener el potencial para el inicio de algo interesante. 
A través de una historia con buen contenido juvenil Jenn Bennett demuestra algo que muchas veces olvidamos: el arte tiene un motivo. Las circunstancias, buenas y malas, de cada personaje los llevan a continuar cada uno con sus obras, creciendo junto a ellas en las direcciones necesarias. 
Los motivos de ambos son diferentes, pero la forma en que llegan a comprenderse, y de esa forma conocerse mejor, alimenta las esperanzas de comenzar algo juntos. 
Aunque personalmente tengo una fuerte indecisión sobre el desarrollo de las cosas. Considerando la vida de cada uno, muchos autores no presentarían el amor como respuesta. Pero la actualidad es algo muy importante a considerar en los argumentos. Dramatizar la historia en exceso habría sido incorrecto. Esta no es una novela que pretenda tocar de forma sorpresivamente psicológica a sus personajes o a sus lectores. Bex y Jack demuestran temas que podrían considerarse modernos, mezclándolos en una historia en general simpática y bien lograda. Aunque eso no signifique que algunos de sus detalles, reflexiones y diálogos estén libres de los clichés más recurrentes del género. Sé que luego de varios libros mencionándola, no quiero volver a saber nada de la palabra vintage
Me agrada que Beatrix y Jackson se hayan descubierto, además de la agilidad en la narración de sus momentos, pero lo que más me gusta es que su historia se las arregla para contener en su sentimiento general el arte que cada uno crea. Sus descripciones sobre las obras realizadas por cada uno son lo bastante claras como para transmitirlas correctamente al lector pero también dejan espacios para despertar la imaginación artística en lo posible. Blog Parlantes Nocturnos 
Con trazos o letras, el arte que conocemos al principio desenvuelve su historia para nosotros, nos cuentan los porqués del pasado o los del futuro. La chica que observa y plasma, el chico que deja su corazón grabado en brillante
Lo interesantemente bonito pasa a ser algo con significado, ofreciéndonos una lección muy importante: eres capaz de algo increíble. 
Night owls transmite muy bien el sentimiento de su visual contenido. Sus protagonistas no sueltan la historia nunca, a pesar de que la voz es de Bex. Son especiales no solo para el otro, sino para su historia entera. Una muestra más de los caprichos del destino menos esperado, en momentos muy decisivos.
Los malos momentos no son para siempre, los buenos se sienten mejor.
La vida es especial, tú confía. 

La frase: 
La mayoría de las personas que se ofrecen para ayudarte a que te pongas de pie terminan bridándote una mano flácida, pero Jack me levantó tirándome del brazo con una fuerza sorprendente. A mi modo de ver, eso lo hacía merecedor de varios puntos extras. Me gustan las personas que cumplen con sus promesas. 

Night owls, Jenn Bennett. 399 p. V&R, 2016

¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

esa estrella... dijo...

No lo conocía, pero no pinta nada mal ^^ Gracias por tu reseña!

besitos<3

Alexis Steven dijo...

Tuve la oportunidad de recibir este libro, pero leí su sinopsis, vi su portada y leí esos comentarios que normalmente ponen en las solapas y no me llamó la atención, un poco sí, pero no realmente. Así que decidí no leerlo, y ahora con tu reseña lo confirmo, no creo que me haya apasionado.
Saludos.