miércoles, 25 de diciembre de 2013

Hidden: Chica de luz - Sophie Jordan - Reseña

Llegó el momento de los riesgos y la verdad en la historia de nuestra Draki. De una despedida de la forma más feroz.
Luego de que todo se ha tornado más peligroso que nunca en la vida de Jacinda, de que todo parezca conspirar en su contra incluyendo sus sentimientos y los sacrificios a los que ha tenido que adaptarse, llega su gran y decisiva aventura. 
En este nuevo plan que ha construido con la ayuda de su hermana, Cassian y Will para intentar regresar las cosas a su curso, el resultado puede ser bueno o malo, nada de puntos intermedios. 
Esta última parte de la trilogía con la voz de la Daki de fuego es lo que muchos queríamos ver desde siempre. Nos arrastra a máxima velocidad por todo lo que sucede. La astucia toma el papel más importante. Se convierte en su única posibilidad. 
Uno se prepara para leer la última parte de una historia con numerosos puntos interesantes en su pasado y que finalmente aquí completan de forma aceptable. 
Jacinda no puede evitar la conexión especial que tiene con los dos chicos con se le ha relacionado en la vida. Lo permitido y lo prohibido. Con el primero debido a los sucesos de la segunda parte en los cuales se vio obligada a participar, y con el otro por la simple y complicada razón de que es el amor más grande que tiene en la vida. 
Ella, después de todo, toma al fin las riendas de la historia y demuestra su suficiente inteligencia, aunque algunos también lo llamarán instinto de supervivencia proveniente de su lado Draki. 
Lo que hace Hidden es ponernos los pies sobre la tierra en un paisaje como el que ocupa su argumento. Un mundo en el que existen personas que se convierten en dragones, que se ocultan de un mundo que nunca estará preparado para conocer esa verdad, y donde también están los que saben de la existencia de dichas criaturas, los dragones, pero lo que no saben es que son humanos también. Ese es el gran secreto que las acciones de cualquier Draki hasta el momento, sin importar su especie, han logrado mantener oculto. 
Me pongo a pensar en que cada especie del mundo tiene sus secretos, con excepción de los humanos. Y eso es un incomodo detalle sobre una verdad poco cuidadosa. 
Los Drakis son en verdad extraordinarios. Saben cumplir el objetivo de ocultarse como nadie más en el mundo. Tienen tradiciones, riquezas, pero también numerosos defectos. 
Esos defectos que forman parte de la doble villanía en la historia. La maldad equivocada. Son una sociedad con personajes de poder poco benevolentes, aunque también los hay con ideas de cambio. 
Esta vez tenemos tiempo de conocer mejor a Cassian, a los enkros y echarle una buena ojeada a ese misterio en la familia de Jacinda que nunca la abandona. 
Lo necesario se resuelve lo mejor posible en medio de una muy densa tensión y sustos continuos. 
Estoy seguro de que los personajes jamás habían dejado tanto el alma en algo como lo hacen ahora. Sufren mucho, se equivocan, se encargan de mantenernos en una lectura que a pesar de ser breve tiene mucho que contar
Como lector quedé encantado con la idea de los Drakis, desde los de fuego hasta los que pueden estar bajo el agua. Tienen una vida de lo más interesante, aunque no me haya quedado muy claro la forma en que se transforman (detalles de su narración en primera persona). 
Jacinda en su mejor momento. Sacrificándolo todo por hacer lo correcto, observando cosas difíciles de mirar, perdiendo y recuperando la esperanza a cada giro en la trama. 
Chica de luz es una muy buena conclusión para una buena y original historia que se extrañará por sus detalles. 
Rodeados de angustia y maldad, todos se presionarán para salir adelante y alcanzar aquello que existe tras los muros. La libertad. 
Nos muestra el lado que le faltaba a la historia, repleto de añoranzas sobre una normalidad más allá del pasado y los planes. Hablar del amor y los secretos no había sido presentado como sucede en estas páginas. 
Criaturas dignas de soñarse, personas que quieren vivir. 

La frase: 
-¿Qué es tan gracioso? –siseé. 
Pero la risa no se detuvo. 
Me cubrí los oídos con las manos. 
-¡Ya basta! 
De pronto, el sonido se apagó y levanté las manos. Por un instante, pesé que no me respondería. Pero, súbitamente, una voz masculina atravesó el aire. 
-Que creas que vas a salir de aquí con vida. Eso me parece sumamente cómico. 

Hidden: Chica de luz, Sophie Jordan. 242 p. V&R Editoras, 2013

¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

Alexis Read dijo...

Estoy completamente de acuerdo. Me pareció bastante aceptable, más porque para mi el segundo fue una decepción total, ya el tercero me pareció más al nivel del primero. Pues nada, una trilogía que ha terminado pero unos dragones que se quedan por siempre.
Saludos.

esa estrella... dijo...

Esta saga me llama bastante ;) Muchas gracias por la reseña!!

besitos<3