miércoles, 10 de julio de 2013

El cumpleaños secreto - Kate Morton - Reseña

Las personas normales son consientes de su pasado, o al menos deberían serlo. Esta no es una historia de personas normales, pero al mismo tiempo lo es más que muchas otras, y de forma bastante apreciable. 
Laurel, la joven Laurel, vivía una vida de esperanzas y sueños para el futuro tan prometedores que no podían ser de otra manera. Una chica viviendo en una maravillosa casa llena de lo que una familia significa, pero que sin quererlo interfiere como observadora en un repentino crimen lleno de cercanía pero a la vez de desconocimiento. Aquel fue un cumpleaños con sucesos secretos, con recuerdos que nunca se rindieron en la mente de alguien más, y un listón que fue llevado por el viento. 
Esta, sin embargo no es la historia de Laurel, aunque ella entre en el escenario a partir de entonces. Esta es una larga novela multiplicada por los giros que da hasta que se cansa de ello. 
Gira en dos tiempos, pero varios pasados y un presente. Una, quiero creer que acierto, historia de misterio que apenas toca sus escenarios y se concentra en los sucesos. 
Dorothy, una muchacha que nunca se detuvo. Vivien, una mujer creada para vivir y superar tanto como fue posible. 
Así es este libro, tan impredecible hasta antes de cambiar la página anterior que me dio buenas y estilizadas noches antes de dormir. Eso porque me tardé más de lo necesario, y posible, en terminarlo que ya no es bueno negar mi temor a conocer el final
Temía conocerlo porque tardarme tanto involuntariamente en primer lugar contribuyó a que tomara mucho apego a la historia y a ciertos personajes que se lo merecían, y eso no se puede decir de la mayoría. Sabía que las cosas correrían por un camino que no me iba a gustar pero, pienso, eso solo contribuyó a perderme de cosas que de todas maneras no se podían cambiar, lógicamente. 
Ese efecto produjo en mí. Aunque a veces uno puede llegar a confundirse entre los cambios de presente a pasado (bien especificados) la verdad es que lo califiqué así porque el pasado es mejor que el presente, es la semilla, el primer brote y todo el crecimiento. Todo eso de un misterio que no comenzó aquella tarde de cumpleaños sino mucho antes, y que está destinado a retomarse mucho tiempo después en el futuro –la época actual-. 
Dicho eso tengo que aceptar mi buena aceptación hacia la novela y su complejidad, tanto como lo pude ser una vida en la época correcta. Se desarrolla rompiendo y creando esperanzas, acostumbrando y sorprendiendo; una y otra vez.
Tomando como escenario el Londres actual (o el del 2011), y uno bombardeado durante la segunda guerra (1941), casa alejadas y acogedoras (1959); lugares que aunque contribuyen a mejorar la capacidad visual de lo dicho tampoco es que parezcan demasiado importantes como para bajar la nota. 
La ahora crecida y exitosa Laurel se pone como meta resolver el misterio surgido de un recuerdo, y aunque uno como lector llegue a saber más de lo que ella descubre, no se le quita el merito ni la sinceridad de sus acciones, siempre alimentadas por una bastante aceptable curiosidad. 
Decía que esta historia es larga, pero no solo por pertenecer y seguir los pasos de tres mujeres, sino por los demás personajes que también tienen buena cabida en los complementos. Kate Morton sabe crear pensamientos en tercera persona e intima con su propia voz convenciendo al lector de continuar hasta el final y todavía desear más
Complementada con crecimiento, amor, estruendos, destino y temor; fue demasiado bueno para mí, aunque la forma en que Laurel resuelve el misterio no sea mi parte favorita. 
El cumpleaños secreto es una novela que crea su historia en su totalidad, la desarrolla y resuelve sin menciones especiales o palabras innecesaria. Con una narración feminista pero adaptable, ocupa un buen espacio en mí, lleno de entrega y aprecio
Una de las más claras experiencias sobre la realidad personal que este lector ha disfrutado. 
Muchas cosas pueden cambiar con el tiempo, pero no aquellas que ya fueron concluidas. O eso creen todos. 

La frase: 
De repente, Laurel pensó que cada ausencia de su vida, cada perdida y tristeza, cada pesadilla en la oscuridad, cada melancolía inexplicable adoptaba una forma tenebrosa de esa pregunta sin respuesta que la acompañaba desde que tenía dieciséis años: el secreto nunca mencionado de su madre. 
-¿Quién eres, Dorothy? –preguntó entre dientes-. ¿Quién eras antes de ser nuestra madre? 

El cumpleaños secreto, Kate Morton. 550 p. Suma de letras, 2013 

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

esa estrella... dijo...

Pintaza ;) Muchas gracias por la reseña!!

besitos<3