martes, 11 de junio de 2013

La lección de August - R.J. Palacio - Reseña

Si existe una forma de llamar a historias como esta, no sé cuál sea. Pero sin duda debe ser algo digno de su sensación.
August es apenas un niño y sabe lo que es vivir llamando la atención. La gente lo mira y susurra, lo recuerda, pero no siempre en el mejor escenario. Él es alguien que, a pesar de saber por qué, no entiende a las personas que convierten sus pensamientos sobre el exterior en temor, incomodidad y desconocimiento. August nació con dificultades médicas severas, ha pasado su vida entera bajo el perspicaz cuidado de médicos y su familia. A sus diez años su existencia sobrepasó un milagro.
Pero en este punto su vida está por cambiar. Va a ir por primera vez a la escuela y eso lo pone bastante nervioso.
Luego de ser educado en casa, y de convivir únicamente con una familia maravillosa, un cambio así representa algo grande en su vida. Y la verdad es que tiene todo el derecho a dudar de ello. Sin embargo, también debe seguir adelante y permitirse superar lo que lo retiene e intentar adaptarse a lo nuevo.
Y es ahí donde nos encontramos con lo mejor del libro, pues además de las cosas que le suceden, uno como lector entiende y aprende del objetivo especial en la historia. Comienza a saber para abrir cada vez más los ojos. Lo correcto, lo inevitable, lo necesario.
Mira cómo es la vida de una persona como August, tan normal e interesante como muchas, tan murmurada e inquietante vista de lejos. Él ha tenido que lidiar con esas dos formas de ver su vida, pero a pesar de todo lo que uno pudiera suponer de ella, lo más importante es cómo la vive él mismo, y todo lo que puede enseñarnos gracias a ello.
Esta es una historia narrada por lo importante, algunas voces esenciales, el núcleo y la corteza. Pues aunque no debe olvidarse su ficción, eso no quita importancia a la realidad de la situación como personas que, bien lo dice el slogan, deben sobreponer su amabilidad a lo común, a lo que hemos visto y sentido, todo para cambiar las cosas y respetar nuestra indudable y fantástica condición humana para con los demás y con nosotros mismos.
August, un niño con mucha mente y valores tremendos, cambia el mundo de quien tiene contacto con él, eso luego de pasar por las etapas de adaptación que muchas veces parecen inevitables. Él demuestra cómo una persona nos puede hacer diferentes, aunque sea solo un poco, en forma positiva, de esas que se agradecen.
La familia, la amistad y la lealtad son elementos importantes de esta novela. Planta sus bases en ello, pues frente la repentina crueldad y el supuesto miedo surgido por las diferencias del protagonista, son cosas que terminan apareciendo para mejorarlo todo, cuando muchos lleguen a considerarlas como opciones del futuro en su relación con August.
Este es uno de los libros que te enseñan sobre la vida, sobre detalles inexcusables que no todos poseen pero es importante adquirir. Importante también agradecer la forma en que deja cosas a la imaginación, nos hace conocer a las personas por su vida y no por su apariencia, así como todos deberíamos hacerlo a cada momento.
Y mi parte favorita: la de Via.
La lección de August es una enseñanza en varios sentidos. Interna, externa y diversa. Nos transforma como lectores, puede que logre hacernos más reales.
Una necesaria historia de vida, sincera y acicalada en lo correcto. Páginas donde se comprende, se acepta y se defiende. Exclusivamente conmovedora, amena hasta el final, reflexiva porque sí.
Porque ser amable muchas veces sí es más importante. Hagamos las cosas bien.

La frase: 
En fin, no es que me importe que la gente reaccione al verme. Ya lo he dicho un millón de veces: estoy acostumbrado. No dejo que me afecte. Es como cuando sales a la calle y está chispeando. Cuando chispea no te pones las botas de lluvia. Ni siquiera abres el paraguas. Caminas bajo la lluvia y a penas te das cuenta de que se te está mojando el pelo.

La lección de August, R.J. Palacio. 412 p. Nube de tinta, 2013. 

¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

Samira dijo...

Coincido con tu opinión, yo lo leí hace unos meses y me ha marcado muchísimo =)

Ruth dijo...

Ya he visto muchas reseñas buenas de este libro con anterioridad c: y aunque no es el tipo de libro que leería, sin duda ahorita me estan entrando ganas.

Saludos c:

Mari dijo...

Tengo muchas ganas de leer el libro últimamente solo leo buenas reseñas sobre él y si encima le añadimos ese protagonista y tan único y especial.

esa estrella... dijo...

Me encantaría leerlo ^^ Gracias por la reseña!

besitos<3

Nube de Frases dijo...

Esta frase de El Principito (sale en el libro), lo resume muy bien:

"Uno solo puede ver claramente con el corazón.
Lo esencial es invisible a los ojos."