viernes, 1 de febrero de 2013

Dark lord 2: Más días de escuela - Jamie Thomson - Reseña

Nadie imaginaría que dentro de la inocente imagen de un chico llamado Dirk Lloyd se encuentra un verdadero Señor Oscuro, poderoso y temible. Aquel ahora habitante de White Shields en Inglaterra no se ha detenido, y tampoco lo que ocurrió. Sigue condenado a ese debilucho cuerpo humano, sí, pero ya no cuenta con el mismo apoyo quee antes. Sooz sí ha desaparecido, se encuentra mucho muy lejos y sólo Dirk puede ayudarla. 
La continuación de la historia de este oscuro señor viene plagada de deseos cumplidos, maravillosas nuevas apariciones y miradas directas hacia lo que tanto nos llenaba de curiosidad
Los peligros no se han terminado para nuestro muchacho, él y Christopher seguirán planeando -a veces muy indirectamente- la solución a aquellos problemas que no dejan de surgir y que aparecieron con la llegada de Dirk. Aquel niño con supuestas alucinaciones sobre un mundo inexistente y términos estrafalarios ha demostrado la realidad de sus palabras. 
Bajo una narración mejorada y jerga mucho más comprensible debido a la experiencia, esta continuación se disfruta de forma fácil y necesaria para la historia. El estilo de oscura comedia mezcla sus momentos con la mejor forma tomada en la más impresionante fantasía épica, haciéndola suya (muy a su manera). Una buenísima historia para esos momentos de insuperables respiros lectores
Dirk, Christpher y Sooz aún tienen mucho que aportar a esa amistad tan curiosa que tienen. Demostrando lealtad y aferrándose a recuerdos de tiempos cómodos. 
El ya apreciado Dirk (Oscuro) se gana un lugar entre sus lectores por pertenecer a una obra que no es más de lo que pretende, que sigue una línea de conformidad mutua (narrador-lector) y la mantiene para el bien de la relación. Prometiendo y revelando, los paisajes explorados y la división en la historia no podrían ser mejores. 
Dark Lord sigue adelante, sorprendiendo aunque todavía lo duden. Cumple a sus lectores y lo que deja entrever lo muestra después sin reparos. Una mente tan malvada que ya me tiene atrapado. 

La frase: 
-¡Los mataste, monstruo! –gritó a voz en cuello, estampando el pie contra el suelo-. ¡Solo son pequeños duendes, pequeños duendes panzones, y tú los asesinas! 
Rufino volvió a parpadear, perplejo. 
-¿Monstruos? ¿Yo? No, él es el… -tartamudeó, señalando a Gargon-. Y ellos son, bueno, ¡verdes, por todo lo sagrado!

Dark lord 2: Más días de escuela, Jamie Thomson. 363 p. Alfaguara, 2012 

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

esa estrella... dijo...

No los he leído pero se ven entretenidos!
Gracias por la reseña ^^

besitos<3