miércoles, 17 de octubre de 2012

Night school - C.J. Daugherty - Reseña

Nuestra protagonista, Allie, se ha convertido en una chica “rebelde” que hace cuantas travesuras pueda sin motivo aparente. Que, a pesar de su perfil de presentación, sufre ataques de pánico y no soporta los espacios cerrados. 
Pero llega el día en que sus padres, a pesar de entenderla, deciden enviarla a un lugar de disciplina para ponerle un alto a su desorden. 
¡Bienvenida a Cimmeria! Le gritarán de repente y se encontrará con una antigua y desconocida escuela (monumental) que parece salida de tiempos antiguos en los que no había siquiera servicio postal. 
Pero hay algo de reconfortante en este lugar. Allie comienza a sentirse bien. Poco a poco deja de contar todo (cosa desesperante), y se adentra en la rutinaria presión de un lugar en que los estudiantes de bachillerato estudian como su fueran a ser doctores. 
Aunque a la larga Cimmeria resulte un lugar misterioso y vacío, uno como lector se sorprende al saber que esta historia no tiene un tema paranormal. Aquí no hay magia mal manejada ni seres que beben fluidos de vida o no pueden contener la ira. Y es precisamente eso lo que podría hacer de esta historia un punto curioso de probarse. 
Aunque nuestra protagonista tenga el mismo vacío (le sobran letras y le falta personalidad) que la historia en sí. 
En este lugar la única forma de entretenerse, según parece, es mantenerse al día con chismes que muchas veces carecen de polémica, y también conseguirte un novio (y otro que te desee). 
El libro recibe su nombre por la polémica Night school, de la que a penas nos enteraremos, y sus prácticas fuera de secreto absoluto. Muchos podrían pensar cosas equivocadas sobre la realidad de esta historia, aunque es verdad que de una forma casi inexplicable nos vemos arrastrados a paisajes y escenas nocturnas sin saber cómo ni por qué. 
Rescato la directa forma de narrar los momentos cumbre, aunque los sentimientos de Allie muchas veces terminan por confundirnos y hacer ver todo borroso
El secreto, doble o triple (el múltiplo que quieran) pasa a dejar una historia que en principio parecía de miedo a una mera introducción a la historia con gente que dice pero no dice nada, que sale de la nada y te da a dudar hasta la misma locura. 
Yo, de ser Allie, habría salido corriendo de ese lugar. Del continente entero con tal de alejarme de semejante nido de frustrados y sumisos. 
Y es que, en mi opinión, en un caso como este la fidelidad sale sobrando cuando la lógica (si es que estos personajes la tienen) te dice lo que hay que hacer DE VERDAD. 
Night School es una historia de noches, dobles y repentinas, de rutinas atareadas -demasiado-, supuestas amistades y gente que quiere saberlo todo y te contagia el sentimiento. 
Diferente a lo que parece, mucho muy sospechoso. 

La frase: 
Intentó discernir su oía pasos que no fueran los suyos, pero corrían demasiado… Era imposible saberlo. 
En aquel momento, algo le rozó la cabeza. Allie gritó manoteando al mismo tiempo en el vacío. Jo la arrastró hacia la izquierda, al otro lado de las matas de arándanos, hacia un rosal. Las espinas le arañaron las manos y la ropa. Las ramas crujían bajo sus pies. 


Night school, C.J. Daugherty. 507 p. Alfaguara, 2012

¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

Lily dijo...

Es una de tantas novelas a las que tengo muchas ganas.

Kyra dijo...

Yo no recibí este libro de Alfaguara, así que no puedo opinar al respecto, pero he leído opiniones tan encontradas, que ya no sé...
Saludos!

esa estrella... dijo...

Yo lo leí en 4 días y me encantó!!!
Buena reseña ^^

besitos<3