sábado, 13 de octubre de 2012

IMM 18 - El que se acuerda

Me gustaría no olvidarme tanto de las cosas que en algún momento me dije estaban marcadas, como subir este IMM hace uno o dos meses, pero ya me conocen. Y si algo podemos hacer será poco a poco para mejorar mi mente. Me conformo con haberme acordado y contarles de los últimos libros que han aparecido en mis manos (que parecen muchos porque el tiempo no sabe meter la panza).

Muchachos, una sonrisita... 

Comenzamos con Los anagramas de Varsovia, de Richard Zimler. Que me encantó, me emocionó, deprimió y se grabó en mi mente por su tema. Una novela negra bien lograda, que tiene una de esas narraciones personales que tanto me gustan. Que busca justicia, es valiente y sabe cuándo terminar. Entérense aquí
La jauría, de Jason Starr. Historia de hombres lobo, pero más para chicos (porque muchas acciones y pensamientos así lo estipulan), pero eso no significa que no lo pueda leer cualquiera y le guste tanto o más que a mí. Al modo adulto (casi). Reseña aquí. De alma interior salvaje, abrazos prolongados y algunos rasguños. No sean tímidos… 

Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, de Seth Grahame-Smith. La genial sorpresa de lo que no sabía que esperar (porque no había leído ninguna opinión). Me encantó, ya lo vieron en la reseña. Abe, no me importa lo que fue o hizo, me cautivó aunque mediohablara. Y Seth. Sí, él también. Pero de lo demás no sé. De Henry mejor ni hablo, que no termino :D 
El caso del crucero llamado Neptuno, de José Ignacio Valenzuela. Puerta de camarote que nos entretiene un buen par de tardes. Que tiene jugo, pero no demasiado. Un misterio juvenil, para los que comienzan con los misterios. Comentarios de más comentarios de menos que pueden ver en mi reseña

Night School, de C.J. Daugherty. Pronto sabrán mi opinión. Al fin quedé enterado de lo que pasa tras los muros de Cimmeria (si es que a eso se le puede llamar ‘enterarse’). No esperen fantasía, no esperen cordura. Y mejor me callo, porque no quiero contarles de más hasta que llegue el verdadero momento. 
Harry Potter y las reliquias de la muerte, de J.K. Rowling. Pero ahora en su versión de bolsillo. ¿Por qué? Porque es barata, porque es Harry Potter, porque es de mis favoritos, porque sí. No hay nada más que comentar. 

Corazón negro, de Elisa Puricelli Guerra. Con el que estoy en este momento, casi llegando al final. Una historia genial (pero no increíble) que como par de defectos tiene el-de-costumbre y un montonazo de errores (omisiones) en la maquetación. 
Vanish: Chica de niebla, de Sophie Jordan. Leído y en espera de opinión. Volvió la Draki, comenzó la niebla, se calmó el fuego, alguien besó a alguien y alguien más miraba a escondidas. Lo que pase aquí los personajes lo tienen bien merecido. El primero me gustó más. 

Amor, zombis y otras desgracias, de José Luis Trueba Lara. Mi próxima lectura. Puedo pensar muchas cosas de él, con los seres esos caminando por ahí. Los zombis despiertan mi curiosidad, del amor ya no sé qué pensar y, la verdad, sin las desgracias de todos los protagonistas las historias no serían más que principio y final, así que le tengo ganas. 
Esmeralda, de Kerstin Gier. Final de la trilogía que tanto me gusta, que tiene personalidad de risitas. Quiero devorarlo desde el día que apareció pero lo guardé en un hoyo en la tierra y me tragué el mapa (chisme tonto). ¿Qué será, qué será lo que pasa en éste? Que nadie me diga… 
Puro, de Juliana Baggott. Al que califican cono ‘duro’ o ‘fuerte’. Palabras que no hacen más que darme comezón y hacerme pensar en untarme bloqueador solar (ni al caso). Si mi mente resulta una pizca parecida a la estándar parece que va a gustarme :D 

Y así fue, pero también es. El IMM, simpático él. Estoy comenzando a acostumbrarme a esto de nunca terminar con las lecturas pendientes (lo que debería estar mal), pero me consuela que hay otros compañeros blogueros que multiplican por mucho mis ahora 6 libros pendientes, uff. Me veo inocente junto a ellos. 

¿Ustedes que consiguieron? 
Cuéntenme, recomiéndenme, regáñenme, felicítenme (?), lo que quieran. 

Agradecimientos a: Alfaguara, V&R Editoras, Urano y RHM. 

¡Hasta la próxima!

6 comentarios:

Cris Viviendo entre Páginas dijo...

Night school me llama mucho , he leído buenas críticas.
Esmeralda me gustó muchísimo ^-^
Puro estoy deseando leerlo.
Disfruta de tus lecturas!

Un besito♥

esa estrella... dijo...

He leído y tengo Night School y esmeralda ;) Y quiero Puro *-*

Que los disfrutees!

besitos<3

Espe dijo...

Quiero el de night school *.*
Puro lo tengo pendiente al igual que Esmeralda.
Un beso

Unbroken Girl dijo...

Estoy enamorada de tu blog, es hermoso y tengo mucha curiosidad por ver tu estanteria, de seguro tienes todos esos libros que quiero :3

Kyra dijo...

Leí ya los de Alfaguara, excepto por Night School. Y me gustaron mucho, aunque mi favorito sin duda es Corazón negro.
Vanish lo leeré algún día, aunque no me urge.
Esmeralda me gustó mucho y espero tener Puro algún día.
Y auch! Esa pedrada de libros pendientes me acaba de dejar una gran herida en la cabeza, aunque ni siquiera fuera dirigida a mí...
Saludos y felices lecturas!

Sthe de Haydee dijo...

hay tantos que quiero leer que me da pereza mencionartelos todos! jaja

disfrútalos!
besos!