martes, 17 de julio de 2012

La cura mortal - James Dashner - Reseña

Los Habitantes están destinados a sufrir. A pesar de la seria promesa por parte de CRUEL de que las Pruebas han terminado, sólo hace falta echarle un vistazo al final del libro anterior para darse cuenta que algo no anda bien. La cura mortal, final de la trilogía, es la prueba de cómo la desesperación de los personajes puede alcanzar nuevos niveles, y con toda justicia. Thomas, el aparente centro de los propósitos –tal como sospechábamos- se ha negado a recuperar sus recuerdos, a pesar de lo mucho que había pensado eso podía ayudarlo a entender, pero ¿cómo entender algo que ni siquiera teniéndolo enfrente parece tener pies ni cabeza? 
Aunque el verdadero objetivo de CRUEL no pueda ser nombrado, porque arruinaría completamente la historia para los que no lo han leído, toda esa desesperación y gran medida de confusión en la mente de nuestros personajes, los amigos y aquellos que han perdido la confianza, no podría llevarnos a una situación más trágica, pues lo que está en juego es la humanidad misma. De las decisiones que se toman en esta historia depende si las personas, todas, continúan o no poblando el planeta. 
Jamás había estado ante semejante cuestión de distopía, Maze Runner es una de esas historias cambiantes que nos lleva en cada entrega a un escenario que resulta un enorme cambio con el anterior y el siguiente. Una acelerada historia que te mantiene entre la agitación y la tranquilidad a cada cambio de párrafo. 
Reconozco la gran capacidad de la historia para hacernos sentir y emocionarnos con los momentos, de hacernos apreciar a los personajes, buenos o malos –cada uno a su forma-, pero me inclino a poner la tranquilidad y confusión de este último libro después del laberinto como el de menos movimiento, como muchos finales pueden serlo. El shock antes de saber cuál es el resultado de todo, de aceptar o no lo que les piden hacer, de ser curiosos o rebeldes, débiles o fuertes. 
Es difícil haberse enterado del resultado, porque la historia, desde el momento en que concluye, se va a extrañar. Toda la acción y misterios, los insoportables altos mandos con secretos y esa terrible enfermedad que provoca pesadillas con sólo leerla. 
Toda la sangre y sudor aparecida en esta parte de la historia, siguiendo la línea de los buenos finales con perdidas terribles que tienen que terminar de alguna forma, y tampoco voy a decir cuál es. 
Admiro, desde que lo leí, al señor Dashner, por toda la acción, la forma de jugar no solo con las mentes de los personajes, sino también con las nuestras. De seguir siempre adelante, confundiéndonos por todo lo que pasa y sacándonos adelante una y otra vez, desde el Laberinto hasta Denver. Por mostrarnos una sociedad destruida que intenta e intenta sobrevivir, donde todos tienen miedo o están locos (son Cranks), y donde ser Muni no es suficiente para sobrevivir ante lo adverso. 
Aprecio tanto la historia que incluso los errores y cosas fuera de mi gusto me parecieron aceptables, aunque en este final todo y nada salga como cabría esperar. 
En La cura mortal el tiempo de las mentiras se terminó; llegó la hora de ser tú, luchar por ti, no por CRUEL ni la humanidad, aunque después de todo… sí, puede que una cosa lleve a la otra. 
Lector, aquí tienes una muestra de lo que es una buena lectura y cómo puedes llegar hasta el final casi sin darte cuenta, con todo ese mundo en contra. 

La frase: 
-No voy a permitir que mates a nadie –dijo su amigo. 
-¡Apártate de mí! –gritó Thomas, sin poder determinar si las palabras eran suyas o de CRUEL. 
Pero Minho había inmovilizado los brazos de Thomas contra el piso. 
-No voy a levantarme hasta que ellos liberen tu mente –exclamó entre jadeos. 
Thomas deseaba sonreír, pero su rostro no podía acatar ni la orden más simple. Podía sentir la tensión en cada uno de sus músculos. 

La cura mortal, James Dashner. 360 p. V&R Edifotras, 2012

¡Hasta la próxima!

5 comentarios:

RaquelHerondale dijo...

Que buena reseña, la verdad es que el libro es bueno, pero le falto eso que dices, la agitación que te hacia pensar que estas corriendo junto con ellos en el laberinto o en desierto, solo llegue a sentirlo un poco al final del libro. Y debo decir que el final me gusto. Ahora solo nos toca esperar por The Kill Order *o* que seguro será un buen libro xD

Bam dijo...

Muero por leer ya esta última parte n.n
Besos!

Łĭłĭŧћ dijo...

Quiero leer el libro sólo para terminar la trilogía, los primeros dos no me gustaron tanto.

*-* pero estoy feliz, veo que Minho sigue vivo para la página 360

Saludos!

robert dijo...

Yo estoy en transcurso de terminarlo.

Buena reseña y es cierto de que juega tanto en nuestras mentes como en la de los personajes.

Saludos :D

Mrs Brightside dijo...

A mí me resultó igual o aún más atrapante que los anteriores. Me encantó ^^

Besotes ^^