martes, 22 de mayo de 2012

Monster high: Querer es poder - Lisi Harrison - Reseña

Me agradan los RAD porque son de esas personas que no pierden la esperanza, allá en su mundo, que en esta historia es el mismo que el nuestro. 
La novata y luchadora Frankie Stein sigue haciendo de las suyas, ahora totalmente regida por el amor. No puede evitar seguir sintiendo algo por ese chico que todos creen los traicionó en Monstruos de lo más normales, al que todos guardan rencor y se ha marchado de la ciudad. 
Pero en este tercer título de la serie Monster High nos encontraremos junto a Clawdeen Wolf y sus planes para sus acaramelados dieciséis, quien podría ser hasta ahora la menos excéntrica de las protagonistas en turno para los libros, luego de la estricta pero con sentimientos Cleo en el anterior. 
Los RAD han considerado que la mejor forma de terminar con el problema, el de su identidad expuesta, es irse de la ciudad. Y muchos lo hacen, pero algunos otros confían y creen de verdad en el movimiento en busca de la aceptación de su comunidad entre todas las demás. 
Pero Frankie no es la única que sufre mal de amores. No los olvidemos de Melody, que entre sus complicada relación con Jackson, el chico de curiosa identidad. Ella además se verá en rumbos confusos sobre su propia vida, pues tal vez no sea quien ha creído ser siempre. Formando parte de uno de esos secretos personalmente indeseables. 
Miremos a Querer es poder, en mi opinión, como una muy buena continuación para la serie, incluso mejor que el anterior, con momentos más sinceros y personajes de mejor carácter. Pues Billy, el chico invisible, da su participación en este número. Y nadie creería que las cosas fueran como resultan con él. Quien es sin duda mi personaje favorito, junto con posiblemente otro que conoceremos mejor cuando toque su turno. 
La familia Wolf, numerosa y unida, nos cuenta de su existencia. Nos daremos cuenta que en realidad sabíamos muy poco de la chica lobo. Una persona bastante luchadora y que se resiste a la depresión entre el momento por el que su comunidad en general está pasando. 
A pesar de que las cosas pinten básicamente bien con estos chicos, no nos podemos olvidar que con ellos las cosas nunca son seguras, y cualquier pequeña cosa podría cambiar completamente las cosas. 
Tal parece que la gente de este pueblo tiene una seria crisis de dirección de pensamientos, porque se deja llevar y como defecto resulta bastante crédula y poco seria. 
Digo, si alguien va a creer algo debe hacerlo con seguridad, no lleno de giros a cualquier muestra de direcciones de moda, aunque gran parte de esta historia es eso. 
Querer es poder, sin duda. Esta buena disposición y planeación parece funcionar para quien tiene un buen objetivo. El tercer libro ya. Divertido, amablemente revelador. Los RAD no resultan nunca indiferentes. 
¡Date una vuelta por el lado salvaje! 

La frase: 
-Bekka, ¿tienes alguna prueba de que los RAD son peligrosos? ¿Has visto a alguno hacer daño a alguien? Bekka volvió a parpadear. 
-¡Sí, a mí! La chica verde me hizo daño cuando besó a Brett –sus pecosas mejillas se encendieron; sus ojos se cuajaron de lágrimas. 
-Hablo de daño físico –exigió Melody. 
Bekka negó con la cabeza. 


Monster high: Querer es poder, Lisi Harrison. 286 p. Alfaguara, 2012
 
¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

Espe dijo...

Tengo esta saga pendiente. Supongo que cuando quiera desconectar me pondre con ellos.
Un beso y buena reseña

esa estrella... dijo...

No los he leído pero supongo que tampoco son mi prioridad, gracias por la reseña ^^

besitos<3