sábado, 10 de marzo de 2012

Una visita inesperada - Sonya Hartnett - Reseña

Algunas veces es bueno, muy bueno, probar historias como esta. De esas que te introducen y gustan de una forma especial, sobre todo para aquellos que como yo gustan de jugar con las palabras, de darle un sentido fantástico, o vivo, a las cosas normales.
Esta es la historia de Maddy, que un día a su regreso a casa, allá en su vejez, se encuentra con un niño sentado en su sala.
Él le trae malas noticias, pero por alguna razón, tal vez debido a que Matilda, también llamada Maddy, conoce la razón de su visita, aunque no está asustada por ello, comienza a contar cómo fue su vida. Sobre todo la parte de su juventud. Cómo tuvo una familia de apariencia fría, con un padre de hierro y una mamá preocupada por lo que era. Cómo viajó por el mundo junto a su padre, un padre que aunque era el mismo no había conocido antes, en busca de la cosa más hermosa, la que ella considerara más hermosa en todo el mundo.
Es una historia doble, aunque perteneciente a una sola persona, hay que decirlo. Maddy recordando su vida, el momento en especial que de alguna forma, no puedo ocultar, tiene que ver con lo que pasa en ese momento de su vida, en el presente, en el que es una anciana con un perro por toda compañía. Que tuvo una vida buena que recuerda con cariño, que pasó de buena forma, permitiéndose soñar y sentir.
En su juventud, allá en tiempos donde algunas cosas no eran obligatorias ni provocaban tanta confusión personal, además de que pertenecía a una familia que no tenía que preocuparse por mucho, y en un lugar tranquilo, junto al mar, Maddy se enamoró de un extraño, y su mente era enorme, tenía todo en ella y a pesar de ello actuar sobre el amor y confesarlo a sus padres le costó mucho. Esta historia tiene, y demuestra, un poder del amor y sus altibajos, un cariño raro puede ser, tan raro que encanta, como me pasó a mí. Con un personaje principal bastante decidido, que nos introduce en su mente, a pesar del juego de narraciones, y nos mantiene en ella en lo claro y lo confuso, desde todo el mundo, el enorme y curioso mar, que me encantó, hasta esa vida suya, que pisó donde quiso.
El misterio de esta historia se basa en por qué ese chico llega a visitarla. Y créanme, se sospecha pero cuando se sabe de verdad ya hace tiempo que decidimos odiar esa posibilidad.
Una visita inesperada es una historia de vida, de la mano de una protagonista con una de las mentes más geniales que he leído. De lo bueno a lo malo, lo repentino y lo confuso. Acepto que hay algunas partes que tuve que leer más de una vez, por alguna u otra razón, no recuerdo cuál pero me siento satisfecho y lleno de una buena experiencia.
No me puedo olvidar de comentar que muestra un nuevo enfoque del “vivir” que a muchos les serviría de mucho. Mantiene una narración bella que otorga la fuerza que todo requiere. Es único, aunque eso pueda depender de muchas cosas, entre ellas la forma en que la autora escribe. Tengo suerte de que pronto voy a leer otro libro de Sonya Hartnett para comprobar si es así.
Palabras hechas para viajar, sin duda.

La frase:
En ese momento, Maddy se dio cuenta de que había algo milagroso en él: milagroso como el sol que regresa cada mañana, milagroso como un ave viva dentro de un cascarón sin vida, milagroso como la manera en que la lluvia puede reverdecer un mundo muerto.

Una visita inesperada, Sonya Hartnett. 167 p. Ed. Castillo, 2008

¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

esa estrella... dijo...

No lo conocía, gracias por la reseña ^^

besitos<3

Gloria Yobana Forero O'meara dijo...

Linda historia