jueves, 3 de junio de 2010

El club de los muertos – Charlaine Harris – Reseña

Este tercer libro de la serie Sookie Stackhouse tiene muchas cosas, tanto buenas como malas, dependiendo de la persona que lo lea y los gustos de esta. Pero como me estoy acostumbrando a este tipo de lecturas, luego de haberme leído los dos primero, caigo en la cuenta de que las aventuras de Sookie en este tercer libro te mantienen.
Comencemos por lo esencial.
En esta ocasión nuestra camarera del Merlote´s tiene un trabajito muy especial. Y es que luego de un repentino giro Bill ha tenido que salir de viaje dejándole instrucciones muy sospechosas y responsabilidades aun más grandes.
Al igual que el segundo libro, tiene que dejar su trabajo en Bon Temps para ir de viaje en un trabajito para los vampiros. Y es que ser una telepata no es ni por asomo fácil, más cuando has prometido mantenerte al servicio de Eric, el vampiro dueño del Fangtasía en Luisiana.
Por mandato de Eric ella se va a buscar a Bill a Jackson, Missisipi. Ya que se teme ha sido aprendido por la traición de su amante vampira, Lorena. Lo extraño es que, a pesar de que los vampiros, en el mundo de esta autora, son sexualmente diversos y fantasiosos y no es normal una relación amorosa ni sexual entre dos vampiros, esto ha sucedido.
Un nuevo chico, licántropo entra en la historia, el perfecto-para-Sookie, Alcide. Un personaje que a mi me ha dejado con ganas de mas, no sólo porque sería sin duda la pareja perfecta, un poco mas humana que Bill el Vampiro para Sookie.
Y ¿de donde creen ustedes que se sacó el titulo del libro? Pues si, de un escenario escencial para nuestra historia. El club de los Muertos, como lo llaman los seres que no son vampiros y de nombre original Josephine´s, es el lugar donde los mejores vampiros, cambiantes y criaturas sobrenaturales se divierten, cual un antro humano de los mas adinerado.
Porque nos enteramos de que hay una Jerarquía en los vampiros, y resulta también que Bill estaba trabajando en secreto para la Reyna de Luisiana. Yo que pensaba, al igual que nuestra protagonista, que Eric ya era poderoso y nos enteramos de que sólo es un inspector más.
Entre tanto y tanto conocemos otro tipo de vida, con un frio que se me antojó en medio del calor, donde conocemos mejor a los personajes y sabemos que es lo que pasa en el mundo nocturno.
No hace falta decir que este libro se encuentra aun mas bombardeado de personajes, pero también lo está de crecimiento profesional, metal, de Sookie. Pues se desempeña de una forma misteriosamente inteligente que como lector no puedes saber hasta que ya lo estas leyendo.

AV

Una vez adentrada en el Club de los Muertos, Sookie se sorprende del imparable surgimiento de criaturas en la historia, en esta ocasión un trasgo. Criatura con la que no había vuelto a toparme desde Fablehaven.
Nos divertimos observando como le da celos a la ex de Alcide, Debbie. Pues ella si se ha ganado el cariño de su hermana y por lo tanto un par de tratamientos de belleza. Esta chica, Debbie, me ha desagradado pero al mismo tiempo me ha parecido extraña.
El objetivo de Sookie al visitar el Club de los muertos es conseguir información escuchando los pensamientos de los humanos que ahí puedan encontrarse. Y si, lo consigue con el novio de rey de Missisipi, descubre que tienen a Bill y lo están torturando.
Pero básicamente esa visita es sólo de reconocimiento. Y unos cuantos problemas por la belleza de Sookie, ya que algunos moteros licántropos la molestan y le hacen una ofensa de sangre, cosa que no vi resuelta en este libro, y espero que a la autora no se le haya olvidado. Como consecuencia de ellos encuentran el cadáver del agresor al día siguiente en un armario del departamento de Alcide, misterio que también se mantiene hasta el final.
Pero como el libro me ha gustado y no quiero tener otro de mis vómitos de spoilers me voy a centrar en decirles cosas que no digan mucha información acerca del libro.
Vestidos elegantes que Sookie debe vestir para aparentar muy bien.
Las aventuras que nos narra resultan más comprensibles. Aunque también resulte que por ello tengo que ser golpeada, medio matada y torturada de nuevo. Como si no la hubieran mallugado ya mucho en Dallas.
No se extrañen de ver el nombre de la protagonista por todas partes, ya que el libro está basado en ella, pues es ella quien cuenta la historia y nos da una idea de su arrepentimiento y demás pensamientos que tiene todo el tiempo. Claro, porque Sookie Stackhouse es una mujer toda-pensamientos.
Y debo agregar que valentía también.
Las estacas no son sólo para los vampiros y los enemigos del libro anterior regresan.
Planes serios y que son logrados de la forma menos agradable, hacen que ella aprenda a cada viaje en coche que da, por mas pequeño que sea.
Me ha agradado que se la pase diciendo: a dios gracias, o, gracias a dios. Y después maldiga mentalmente arrepintiéndose de no poder volver a su vida de antes.
Cuando te haces a la idea de que Alcide es el perfecto, viene de nuevo a robar imagen Eric, otra vez. Y a mi personalmente me está convenciendo mas que Bill, el seco de Bill, el sensible de Bill, el loco de Bill.
Ella sabe que le su novio vampiro le fue infiel. Porque así es, pero siente que le debe mucho y por eso decide hacer este viaje para rescatarlo. Aunque a mi sólo me parezca que le debe noches placenteras llenas de locura, un poco mas de belleza y un montón de sufrimiento; nuevos niveles de masoquismo, podría decirse.
No les puedo contar el final porque sería demasiado.
Así que pasemos a mi calificación:


Y podría ser que un poquito más, pues me ha gustado mas que el segundo. No sólo porque tiene menos imágenes realmente sexuales, sino porque una vez adentrados en la lectura te deja sudando por los ojos.
Lo recomiendo mucho, además de que la serie es agradable, llegar a este tercer libro lo compensa de buena manera.
Pero resulta que es el último que tenemos en México con punto de lectura. Por lo tanto el ultimo que leeré hasta que salgan los siguientes en este misma presentación.
Si no te has comenzado a leer esta serie, podrías darle una oportunidad y si no te gusta ni modo. A mi me gusta en punto medio-alto y es razón por la que continuo y quiero continuar leyéndola.

Les deseo lecturas que te quiten el sueño y te hagan llegar tarde.
No leemos a la próxima…