martes, 9 de marzo de 2010

Muerto Hasta el Anochecer - Charlaine Harris - Reseña

Cuando pienso que no puedo tener experiencias más especificas y que me introduzcan a un mundo adulto, llega este libro y lo leo.
Esta entrada es una reseña, luego de otra reseña, rompiendo con nuestro hábito de reseña y entrada polemica, pero resulta que hace un calor con el que casi puedo oler mi piel quemándose, y JAMAS he tenido ganas de hacer algo, creatividad, cuando pasa algo así.
Este primero lo di como regalo de navidad, a mi querida prima Gaby, saludos a ti.
Pero como a mí me regalaron Graceling y estaba castigado en esos tiempos, tuve que esperar a que iniciara el año para comprármelo. Inicialmente pensado como un libro de viaje pero en esas vacaciones no leí más que los primero dos capítulos.
Lo comencé a leer seriamente cuando regresé con un hermoso clima FRIO, me di cuenta de que, a pesar de que Crepúsculo salió cuatro años después, en el 2005 y este es del 2001 los parecidos en la narración son parecidos. El libro está narrado por Sookie, nombre que nunca había escuchado y que para mi gusto suena a galleta con chispas de chocolate y café. Que resulta ser una camarera sexy y toda la cosa.
Me sigo preguntando por que las protagonistas de estos libros jamás nos las imaginamos feas.
Que vive en un lugar Far Far Away, que tampoco conozco, y en que me parece que también hace calor. Ella puede escuchar los pensamientos de las personas, ¿Por qué no me sorprende? Pero a mi gusto está algo frustrada. Es extraño que a su edad y siendo una rubia “sexy” no tenga novio y esas cosas. Claro que la rondan pero, a comparación de otro caso, parece que todo el mundo en su pueblo, y crea un mundo lleno de desconfianza a su alrededor.
El vampiro aparece desde el primer capítulo, de hecho el libro empieza así:

«Cuando el vampiro entró al bar, yo llevaba años esperándole.»

Menuda cosa, es de esos que empiezan diciéndote de que va a ir en vez de dejar que lo descubras poco a poquito.
Pero resulta también que el vampiro se llama Bill y lleva muerto mucho tiempo, suerte que se rasuró justo antes de ser convertido.
Se imaginan poder comprar la sangre sintética como en latas de soda. Como les gustaría ¿fría o al ambiente? Yo mínimo tendría una en la mesita de noche junto a mi cama.
De hecho el libro contesta pregunta muy interesantes, que puede resultar contradictoriamente divertido, sino lean lo siguiente:

«—Bueno, me llamo Sookie Strackhouse, y soy camarera —le respondí—. Tú, ¿cómo te llamas? —pensé que al menos eso podía preguntárselo sin parecer atrevida.
—Bill —dijo él.
Antes de poder evitarlo, solté una carcajada muerta de risa.
—Bill, el vampiro —dije—, no sé. Pensé que sería Antoine o Basil ¡o Langford! Pero Bill —hacía mucho que nada me hacía tanta gracia—. Bueno, ya no veremos Bill. Tengo que volver al curro.»

Y tiene razón, no me parece que Bill sea un nombre antiguo, aunque eso no se aclara.
Lo clásico, resulta que ellos dos se enamoran. De una forma muy poco seria para mi gusto, pero al final parece que si es romántico.
Ahora que lo pienso veo algunos parecidos.
Matan a la abuela de Sookie, que momento más triste, luego de darse a conocer el inicio de una serie de asesinatos de mujeres bonitas pero cualquieras. También el hermanito de Sookie, Jason, y que hermanito eh. Es medio acusado de ser sospechoso, pues resulta que es de los que duermen con cada mujer bonita que lo permita.
La situación sigue así, ella se ve obligada a conocer más adentrito el mundo de los vampiros, que duermen de día en cajas, tipo los vampiros clásicos, y solo salen por la noche. Que es Bill quien duerme metido en la tierra del bosque y me parece que desnudo. Qué cosas.
La vida de los vampiros, esos vampiros, puede sonar algo muy sexual, pero interesante sin llegar a ser pervertidos. Resulta que eso ocupa parte del libro, que por cierto tiene unos 15 capítulos algo grandes.
Lo que queda es ver qué pasa con los asesinatos, el guardián que Bill le deja a Sookie cuando se va, algo muy sospechoso para mi gusto. Y la resolución de las cosas, me sorprende que el final se viva en parte con la protagonista recostada muy grave en un hospital.
Y eso, en cosa resumida para que si les interesa se atrevan a leerlo, es lo que podemos ver en este librito que nos introduce en los adultos con temas que nos hace taparnos los ojos, pero solo a los inocentes eh, yo por ejemplo
Ejem, bueno.
Eso ha sido la reseña de hoy, prometo regresar con menos retardo si es que el clima promete cambiar también.

Los saludo enormemente a todos,
Nos leemos luego…

2 comentarios:

Mel B* dijo...

Jajajaj me pregunto lo mismo que tu, porque nunca las pintan de feas? xD

Este libro lo veo una y otra y otra vez...
Siempre me lo topo, y lo único que he leído es el primer cap, que no esta mal, pero sigue sin convencerme.
En la serie Sookie o Anna Paquin(porque es la actriz y no el personaje al que no soporto), la hace de tonta, me choca su papel, la serie no es mala pero tampoco es wow! la septima maravilla :D
Espero en un tiempo futuro(muy pero muy futuro) llegar a leerme los libros.
Jajaja entonces esta saga es clasificación C como la serie? siempre ha sido mi duda xDD

Me gustan tus reseñas! ^^
/Saludos/

Łĭłĭŧћ dijo...

Hola!, yo me lei este libro y en lo personal fue lo mas insufrible en mi vida, no me dieron ganas de seguir los demás libros.

Pero viendo la serie, y leyendo el libro, para mí Anna Paquin no la hace de tonta esque Sookie es tonta.

Por muchos libros que tenga a mi la forma de escribir se me hace floja y Sookie nomas no termina de agradarme asi que no se me hace atractiva la idea de seguir leyendo algo que "viene" de ella.

Saludos!